martes, 30 de mayo de 2017

Una vez hice una exposición.

Hace muchos años, concretamente en 2004, hice una una exposición individual. Desde la distancia sólo veo errores...

Yo empecé a hacer fotos en el año 1999, como cualquier hijo de vecino me compré una reflex Nikon con su típico 28-80mm, realmente iba a comprar una Minolta, pero la Nikon es la que había en la tienda y entraba en mi presupuesto. Comencé a tirar carretes y al año siguiente me apunté a un curso de fotografía donde se aprendía a revelar y positivar en blanco y negro. El caso es que en 2004 las reflex digitales se comienzan a poner a precios asumibles y me compré una Nikon D70. Cuando comencé a tirar fotos con aquella máquina maravillosa me volví loco, hacía fotos que podía ver al momento, la tarjeta era interminable, podía editar y "mejorar" las fotos en el ordenador... y cometí todos los errores que pueden cometerse, mi ego se disparó y me creí el nuevo Cartier-Bresson. La ignoracia es muy osada. 

Así que pensé en un tema superprofundo, puse un título pedante: Cuerpo extraño; seleccioné 18 fotos, les puse un marquito negro "elegante", con su título, su Copyright y su firma debajo... en fin, una catetada total, al menos no les puse marca de agua. Para seguir con los errores en vez de comprar 18 marcos a buen precio y redimensionar las fotos, me fui a una tienda de marcos donde me hicieron 18 marcos a medida, así que me gasté un pastizal. Con todo preparado un amigo me ofreció muy amablemente las paredes de su bar para hacer la exposición. Ni que decir tiene que se lo agradezco, pero una cafetería no es el mejor sitio para exponer, las personas van a otras cosas, a tomar copas, a escuchar música...  algunas fotos cayeron al suelo y los marcos se rompieron. 

Las fotos estaban a la venta por la módica cantidad de 70€, aún hoy no pienso que fuera un mal precio, incluían el marco, así que siempre podías aprovecharlo para poner una foto de las vacaciones en Benidorm. Por supuesto no vendí na de na. Así que entre unas cosas y otras me gasté más de 500€ en la fiesta. Pero ¿cuánto vale la experiencia? eso no tiene precio, así que aprendí muchas cosas que no debía hacer. 

Estas son algunas de las fotos que formaban parte de aquella exposición: